....


Pulsar sobre la imagen o sobre los enlaces si se desea más información.




domingo, 18 de mayo de 2008

MN José Riverol en muy buena partida del II Magistral de Colonia

Riverol,José - Oddone,Cristhian [A43]
II Magistral de Colonia del Sacramento, Ronda 5 (6 de mayo de 2008)


Para ambos contendientes, este encuentro resultaba ser una "partida bisagra" en el Magistral. A esta quinta ronda, ambos llegaban con sólo una derrota, así que la expectativa era grande.

En la previa suponíamos que el Maestro Riverol iniciaría el juego con el peón dama, como lo suele hacer cuando juega partidas serias. Ciertamente, podemos encontrar algún 1.e4 de José en otras modalidades, como partidas a la ciega (o cuando quiere sorprender), pero era improbable que esto ocurriera en esta oportunidad. Recordemos además que, en algunas ocasiones, también ha ensayado 1.Cf3. De hecho, la empleó recientemente en un par de partidas del Preliminar de Montevideo. Pero, como el Maestro Oddone adhiere calurosamente a este temprano salto de Caballo, pensábamos que el Maestro Riverol no propondría este planteo al sanducero.

José prefiere las posiciones tranquilas y controladas, no demasiado arriesgadas (cosa que nunca entendí bien, puesto que él es un talentoso jugador de ataque, cuando se lo propone, como lo demostró en la partida que analizaremos a continuación).



1.d4

¿Qué podemos decir sobre esta jugada que ya no se haya dicho?... Pues, nada. Para los más jóvenes solo comentaremos que el movimiento 1.d4 ofrece más o menos los mismos beneficios sobre el desarrollo y el control del centro que los que aporta 1.e4. Sin embargo, existen algunas distinciones conceptuales entre ambas irrupciones centrales. Observemos que después de 1.d4 el peón está protegido por la Dama blanca, mientras que este no es el caso del peón rey después de 1.e4. Este pequeño detalle, sumado a otros aspectos estructurales y dinámicos, hace la diferencia.

Recordemos de paso que mientras el Gambito de Rey (1.e4 e5 2.f4) es un raro invitado a los torneos de elite, el Gambito de Dama (1.d4 d5 2.c4) resulta muy popular en todos los niveles.

Otro aspecto a tener en cuenta es que las transposiciones son muy corrientes e importantes en el juego cerrado.

1...Cf6

Esta era un movimiento muy previsible. Como sabemos el joven Maestro sanducero suele adoptar juegos en los que pueda tener la iniciativa (a veces aun a costo de sacrificar peones) y en general elige posiciones asimétricas y desequilibradas, en las que suele obtener muy buenos resultados.

2.Cf3!?

Esta movida es menos frecuente que 2.c4, tanto en el repertorio del Maestro Riverol, como en el más alto nivel.

Muchas veces la jugada del texto intenta ser un pequeño truco en el orden de jugadas para confundir al rival. Algunos la emplean con el objetivo de ahorrarse el estudio del Gambito Budapest (1.d4 Cf6 2.c4 e5), dado que con 2.Cf3 se obstaculiza la irrupción central 2...e5. Es decir, son jugadores de blancas que quieren jugar c4 y Cf3 pero evitando el peligroso gambito.

En otros casos 2.Cf3 ha de interpretarse como una clara señal de que las Blancas desean jugar uno de esos sistemas sin c2-c4. Así, algunos confían en las bondades del:

a Ataque Torre (1.d4 seguido de 2.Cf3 y 3.Ag5),

a Sistema Londres-Pereira (1.d4 seguido de 2.Cf3 y 3.Af4), o bien del

a Sistema Colle-Zukertort (3.e3 seguido de 4. Bd3 y 5. b3).

Y de esta forma, los que plantean estos sistemas quieren eludir las controversias teóricas y prefieren trasladar el peso de la lucha al medio juego, intentando explotar su técnica junto con un mejor conocimiento de determinados planes de posiciones típicas.

En general, si las Blancas tienen en mente jugar c4 más tarde, el movimiento Cf3 en segunda quita elasticidad al esquema de las Blancas. Sin embargo, si uno conoce el repertorio del rival, esta falta de versatilidad puede no quedar en evidencia, finalmente. Por ejemplo, con la jugada del texto las Negras no logran materializar el Gambito Volga si el Blanco no desea colaborar para ello. Esta podría haber sido la razón que llevó a José a exhibir este orden de jugadas, dado que Cristhian suele adherir fuertemente a la causa del Gambito Volga (1.d4 Cf6 2.c4 c5 3.d5 b5). Y como dice el GM Khalifman «Me gusta el nombre ruso de esta apertura "Gambito Volga" más que el de "Gambito Benkö", por el carácter de las posiciones a las que se llega. Jugar el Gambito Volga a veces es como hacer un viaje sobre el río, profundo y caudaloso.».

José no estuvo afín a trasponer a variantes más o menos conocidas en las que pudiera recibir alguna sorpresa de su estudioso adversario, e intentó trasladar la lucha a terrenos no tan arados por la teoría. Una estrategia similar empleó el MI Roselli, en su partida de la última ronda, contra el mismo Oddone, cuando lo sorprendió en la jugada inicial, con 1.c4 (Apertura Inglesa), algo que Bernardo no juega en absoluto.

2...c5

Esta es una importante jugada anti-Pereira y anti-Torre, dada la debilidad que se genera en b2 cuando las Blancas activan su Alfil dama.

Es interesante 2...d5!? 3.c4 e6. Este es un detalle importante que conviene conocer: entrar al Gambito de Dama Rehusado después que las Blancas se hayan comprometido con Cf3 tiene la ventaja de que evita en cierto modo la Variante del Cambio. Por ejemplo: después de 4.cxd5 exd5 5.Cc3 c6 6.Ag5 Ae7 7.e3 Af5! las chances son parejas. En la Variante del Cambio, las Negras no logran una posición favorable del Alfil Dama en f5 si las Blancas demoran la salida del Caballo a f3.]

3.d5!

Buena jugada. En realidad el signo ! es porque con este movimiento José decide jugar una partida menos posicional y acepta el reto de enfrentar a Cristhian en su salsa, pero con esquemas no tan analizadas ni tan populares como los que resultan del Gambito Volga. Probablemente, José confiaba en llegar a esta posición. En general, anima mucho obtener sobre el tablero las posiciones derivadas de las preparaciones y análisis caseros. Como entrenador de Cristhian puedo confesarles que no esperaba semejante jugada de parte de Riverol, pese a que ya la había empleado contra Maximiliano Ifrán en el Interclubes 2006.

3...b5

Esta línea, llamada por algunos autores "Pseudo-Gambito Volga", se ha considerado, en general, como de dudosa factura, pese a que fuera empleado por el gran Bobby Fischer en la Olimpíada de 1966. Algunas categóricas victorias de Topálov a comienzos de este siglo le han borrado el estigma de variante dudosa, y queda claro que las Negras tienen mucho contrajuego si saben bien lo que están haciendo. Es una variante atractiva para aquellos que gustan de los análisis caseros. El resultado en el tablero muchas veces depende de cuán bien se hayan hecho las tareas domiciliarias y de cuán buena sea nuestra memoria para recordar lo investigado. Si uno es un poco haragán o no tiene una fenomenal memoria es preferible no meterse por estos largos y sinuosos caminos. En lugar de 3...b5, podría ensayarse 3...e6, en un intento de trasponer a posiciones de la Benoni Moderna. Téngase en cuenta que a 3...e6 las Blancas también podrían contestar 4.Cc3!? (en lugar de 4.c4), ingresando en el terreno de la Schmid-Benoni, con buen juego.

4.a4

Interrogando el peón sin demoras. Así había jugado el MN Jorge López Falcón contra Cristhian en el Interclubes 2006. Más populares son 4.Ag5, dejando las escaramuzas del ala de Dama para más tarde, o bien 4.c4 entrando en el Gambito Volga Rehusado, propiamente dicho.

4...b4

Las Negras proponen jugar una posición de bloqueo en el ala de Dama. Igualmente interesante era 4...Ab7.

5.Ag5

En el espíritu del Ataque Torre, las Negras se aprontan para molestar el caballo de f6.

5...d6

Esta movida no me gusta. Parece una jugada "pre-move" de ICC, como si se hubiese efectuado automáticamente. Por supuesto que Cristhian sabía que debía retirar el Caballo de f6 ante la amenaza de Axf6, pero o bien se desconcentró o bien jugó automáticamente (pre-move) y se equivocó. En mi opinión 5...Ce4 era lo que había que hacer. Si uno consultara los módulos de análisis, probablemente estos programitas no me den la razón, y consideren que tanto 5...d6 como 5...Ce4 sean igualmente jugables.

Un error muy frecuente que tienen los juveniles hoy en día (y algunos no tan jóvenes) es que quedan atrapados y cautivados por el discreto encanto, la magia y el poder de cálculo del oráculo de Fritz (los llamados "engines", en inglés). Muchos colocan la posición en Chessbase y encienden un motorcito de análisis (Fritz o uno de sus amigos). Resulta que si Fritz "opina" que 5...d6 es mejor que 5...Ce4, entonces ya está. Y no necesariamente es así.

Personalmente uso los módulos de análisis desde antes que apareciera el propio Fritz 1 y hay ciertas posiciones en las cuales estos motores no solo no se ponen de acuerdo entre sí, sino que sugieren movimientos que son muy antinaturales. Si fuese posible jugar toda la partida consultando Fritz quizá podríamos emplear, en una partida en vivo, muchas de las sugerencias antiposicionales de Fritz. Pero todos sabemos que eso no es posible. Así que la regla de oro, en mi opinión, consiste en seguirle la corriente al Fritz si y sólo si lo que sugiere es razonable para una partida en vivo. Como toda regla, ésta debería tener excepciones, y quizá para el caso de un Topálov o algún monstruo de la super Elite se puedan defender posiciones estilo Fritz.

6.Axf6!

Si bien las Blancas deciden ceder su pareja de Alfiles, lo hacen por una causa noble. La estructura de las Negras queda fracturada. La imprecisión del Maestro Oddone (5...d6?!) se hace más manifiesta dada la expansión en el ala de Dama. Las Negras han perdido algunos tiempos en realizar esos avances y por tanto después de 6.Axf6 quedan atrasadas en el desarrollo. Un detalle curioso de la posición resultante es que el segundo jugador ya muestra debilidades en las casillas blancas, pese a que aun conserva su Alfil Dama. Si observamos el tablero con atención, advertiremos que los escaques c4, e4 y h5 están particularmente vulnerables.

6...gxf6?

El inconveniente de esta jugada es que provoca brechas en la seguridad del Rey. Si las Negras ya se habían comprometido en su expansión en el ala de Dama es improbable que logren que su Rey encuentre cómodo refugio en ese sector del tablero. Si ahora el segundo jugador debilita su flanco de rey con 6...gxf6?, la pregunta es en dónde morará el Monarca de las Negras. Era necesario capturar 6...exf6.

7.e3!

Con notable comprensión de la posición, José libera la diagonal para su Alfil de casillas blancas, en forma eficiente, sin permitir un eventual roce con el avance ...f5. Al mismo tiempo, deja vacante la casilla e4 para alguna pieza (y no la ocupa con el peón rey).

7...Ag7

Esta jugada seguida de ...0–0, parecería lo mejor que tiene el Negro en la posición.

8.Cbd2!

Buena jugada que se ajusta al principio que pregona: "Realizar siempre las jugadas necesarias antes que las jugadas opcionales". El Caballo dama no tiene otra salida que por d2, y ese corcel además tiene a su disposición un "punto fuerte" tangible en c4 y un "punto fuerte" eventual en e4. En consecuencia, el desarrollo de esta pieza es una jugada necesaria. En el caso de la otra pieza menor por desarrollar (el Alfil rey) no tiene definida su ubicación. Hay varias opciones para el Alfil rey y una sola para el Caballo dama. ¿Adivinen, pues, cuál es la pieza que nos conviene mover?

8...e5?

Mejor 8...f5.

9.Ch4!!

Magnífica jugada, que muestra cuán atento estaba el Maestro Riverol durante esta partida. Lejos de hacer jugadas naturales de desarrollo, Riverol encuentra un notable moviemiento. Permite que la Dama entre en juego por las casillas blancas y se instale en h5, una de las debilidades de las que habíamos mencionado antes. Con una idea análoga se podría haber jugado 9.Ab5+! Ad7 10.Ch4!±

9...f5

Prácticamente única. Si 9...Ca6? 10.Ab5±; si 9...0–0? 10.Dh5 seguido de Ad3, con clara ventaja.

10.Dh5

Es admirable que José haya logrado este peligroso ataque por las casillas blancas, casi de la nada. Cuando algunos amigos me comentaron que Cristhian no había jugado bien esta partida, yo les dije: "Sí, es verdad. Cometió algunas imprecisiones casi imperceptibles para la mayoría de los mortales. Pero no menos cierto es que José jugó en un nivel increíble". Si usáramos los mismos ridículos argumentos con los que se quiso enlodar a Topalov en San Luis, diríamos que José jugó como si tuviera un chip instalado en algún lado de su cerebro, que le enviaba señales sobre qué mover." Una acusación de este tipo sería gratuitamente una falta de respeto hacia el talento de José, y un menoscabo de la excelente producción en esta partida.

Después que analizamos las jugadas sobre el tablero, todos (o casi todos) somos doctos, y hubiésemos realizado la jugada 9.Ch4!!. No obstante, la gente con nobleza, que algo entiende, sabe que 9.Ch4!! es una movida tremendamente antiposicional, nada lógica en este momento de la partida. Colocar un Caballo en la banda del tablero no es lo que nos enseñaron nuestros maestros, y mucho menos si movemos esta misma pieza dos veces, cuando aun nos falta un rato para completar el desarrollo.

10...Df6

De nuevo, parece única a los efectos de defender el peón f.

11.g4!?

En esta posición hay varias alternativas igualmente atractivas para el Blanco. Además de la jugada del texto, José podría haber jugado 11.Ab5!? jaque, dado que las Negras no podrían tapar con ...Ad7 (...Cd7) porque les caería el peón f. También 11.g3!? hubiese sido una posibilidad a tener en cuenta, con la idea de 12.Ah3 o bien 12.Ab5+. Así, por ejemplo, 11.g3!? a5 12.Ab5+ Rf8 13.Cc4±; 11.Ab5+!? Rf8 12.g4, con ataque.

11...fxg4?

Desatiende innecesariamente el control del escaque e4, al que aludíamos anteriormente. Evidentemente, la posición de las Negras es tan incómoda que no es nada fácil de conducir. En especial si uno mira la flaqueza de desarrollo del ala de dama. La enorme presión que hubo que soportar con las piezas negras empastadas, carentes de coordinación, llevaron al joven sanducero, que ni soñaba que podía quedar tan mal tras una decena de jugadas, a cometer un error letal. En este momento, la posición admitía solamente jugadas camorreras. A río revuelto, ganancia de pescadores. Y nos late que la única jugada que podría ofrecer alguna resistencia era 11...e4!?, de modo que la Dama guiñase el peón de b2.

12.Ce4 De7

Otras retiradas no son mejores. Por ejemplo, si 12...Dh6? 13.Dxh6 Axh6 seguiría 14.Cxd6+; y después de 12...Dd8 13.h3 con la idea de hxg4, la ventaja es enorme.

13.Ae2!

Recién ahora las Blancas desarrollan su Alfil rey a la casilla más adecuada.

Recordemos que la elasticidad de la movida del caballo a d2 también posibilitaba el jaque en b5, sin pérdidas de tiempos.

13...Rd8

Las Negras se desclavan con el fin de expulsar el poderoso equino de e4.

14.Tg1!?

La captura directa en g4 era una alternativa. José prefirió suscribir el principio de Nimzovich: "Es más fuerte la amenaza que la ejecución".

14...f5

Cristhian busca implementar jugadas camorreras, con la idea de cambiar algunas piezas y activar la Torre (vía f8), pero ya es demasiado tarde.

15.Cxf5

Con gusto José recupera material e intenta eliminar el Alfil dama de las Negras, para incrementar su dominio de las casillas blancas.

15...Axf5

Esta captura es única, para no perder material.

16.Dxf5

Después de esta simplificación las Negras deben perder un tiempo para defender el peón g.

16...h5

Las Negras han de perder este tiempo, porque de lo contrario facilitarían que la Torre blanca penetre rápidamente.

17.f3?!

[17.h3! Cd7 18.hxg4 hxg4 19.Axg4+-]

17...Cd7 18.fxg4 hxg4 19.Txg4

También era posible 19.Axg4. La sutil diferencia entre esta variante y la que se produce tras 17.h3! Cd7 18. fxg4 hxg4 19.Axg4 es que en la primera (17.f3?!) el Blanco está más expuesto por casillas negras y el peón h está muy débil.

19...Rc7 20.Cg5 Af6?

Mejor era 20...Tag8.

21.Ce6+

Las restantes jugadas se hicieron bajo presión de tiempo para ambos, así que vamos dejando los comentarios por aquí. Deseamos que tanto la partida como las anotaciones hayan sido de vuestro agrado.

21...Rb7 22.0–0–0 Dh7 23.Tg6 Ae7 24.Tdg1 Tac8 25.Df1 Tcg8 26.Aa6+ Rb8 27.Db5+ Cb6 28.Dc6 1–0

3 comentarios:

Mauricio dijo...

Muy instructivos los comentarios!!

Mauricio Reyes (desde Santo Domingo, R. Dominicana)

Luis dijo...

Sebastián Aguilar escribió:

"Lindo análisis de la partida Riverol-Oddone.

http://escaque.blogspot.com/

Propongo 5...e6 también como jugada a considerar, ya que en la mayoría de los esquemas "anti-volga" a4, Dc2, f3 es interesante confrontar el centro blanco directamente."

Julio González Cabillón dijo...

Después de finalizada la quinta ronda, con el Maestro Riverol estuvimos intercambiando algunas opiniones (vía Skype) sobre la partida. José me preguntaba: "En vez de 5...d6, ¿5...e6 no se puede?

Le comentaba que, en mi opinión, no era aconsejable, porque seguiría 6.e4!

Y si 6.e4! h6, seguiría 7.Ae3!, con gran ventaja posicional.

Tampoco sería recomendable ahora comer el peón central (7...Cxe4) dado que seguiría 8.dxe6!

Si las Negras jugaran 8...dxe6, después de 9.Ab5 jaque la posición es tan delicada como la que tuvo que enfrentar Cristhian en su partida.

Y si jugaran 8...fxe6, seguiría 9.Ad3 con dificultades en las casillas blancas (X g6). Por ejemplo 9...Ad7 (9...d5 10.Ce5±) 10.Cbd2±

Saludos, Julio GC

Publicar un comentario