....


Pulsar sobre la imagen o sobre los enlaces si se desea más información.




miércoles, 11 de junio de 2008

A.I. Héctor Silva Nazzari: Se retira después de 30 años

-
Héctor Silva Nazzari, finalista del Campeonato Uruguayo Absoluto, Montevideo 1964.

Como ya adelantáramos oportunamente, Héctor Silva Nazzari, tras cumplir sus 30 años como Árbitro Internacional de la FIDE, ha decidido retirarse de la actividad de los Torneos Oficiales.


A.I. Héctor Silva Nazzari y quien escribe esta nota, Hotel Sheraton, Colonia 2007.

Tuvimos el honor de conocer a Héctor en 1975, a propósito del X Torneo F.A.L.A.U. realizado en la ciudad de Carmelo.

Los Torneos F.A.L.A.U. eran competencias internacionales organizadas por la Federación de Ajedrez del Litoral Argentino-Uruguayo, muy importantes para todos nosotros.

Desde aquella época seguimos intercambiando opiniones con Héctor sobre Ajedrez, en permanente comunicación, con la misma nobleza de entonces.


MN Roberto Silva Nazzari, en compañía de su hermano gemelo. Montevideo 2007.

Repitiéndonos un poco con respecto a una nota anterior, decimos que Héctor (nacido en Montevideo un 23 de noviembre de 1938) es hoy y ha sido siempre un verdadero profesional del Ajedrez, a veces muy dogmático, a veces muy flexible, pero en todo caso alguien muy humano, con un formidable sentido común y de justicia.


CM Emilio Viera y AI Silva Nazzari, Colonia 2007.

A lo largo del tiempo ha mantenido un perfil sencillo, sin búsqueda de protagonismos. Sistemáticamente, ha adherido al lema que dice que el buen árbitro es aquel que pasa inadvertido en las competencias, que trabaja eficientemente sin "hacer ruido".


Héctor, algo emocionado, después de un breve homenaje que le realizara la FUA. Montevideo 2008.

Sus comienzos arbitrales fueron como adjunto en el match Argentina-Uruguay de los Juegos Rioplatenes (organizado por el Comité Olímpico Uruguayo).


Bademian - Silva Nazzari, Torneo Abierto, Yaguarao 1991.

Estas competencias deportivas se realizaban cada tres años, en varias disciplinas, entre las que estaba el ajedrez, en sedes que alternaban entre las capitales de ambos países hermanos.

El match referido se realizó en Montevideo, a cuatro tableros, partido y revancha, en marzo de 1961. Don José Gabarain actuó como Árbitro Principal, a quien recordamos como nuestro primer Campeón Uruguayo, de 1927 (precisamente el mismo año que la FUA se afilia a la FIDE).

En aquel entonces, la pasión por el Juego Ciencia tenía unos cuantos años de historia en nuestra tierra, y ya en 1880 se había editado lo que terminó siendo la segunda revista de Ajedrez más antigua de Sudamérica (los peruanos nos habían "ganado" por un año, y en Lima habían dado a luz una publicación en 1879).

Y hablando de revistas uruguayas, recordemos que "Mundo del Ajedrez", fundada por los hermanos Silva Nazzari, significó un colosal esfuerzo editorial a mediados de los años 60.

El primer número apareció en enero de 1965. Junto a su hermano Roberto, Héctor estaba en la Redacción Técnica de la revista.

A partir del número 26, "Mundo del Ajedrez" pasó a editarse en Argentina bajo la Dirección y Administración de Don Gregorio J. Lastra. En ese nuevo escenario, Héctor continuó con la supervisión técnica, en carácter de Co-director. La revista salió hasta el número 113 (septiembre de 1977).

Entre las muchas contribuciones que recordamos de esos comienzos, "Mundo del Ajedrez" fue de las primeras publicaciones (si no la primera) en llamar la atención sobre el talento de Mequinho, genial ajedrecista brasileño, quien a los 13 años conquistara el Campeonato Absoluto de Brasil, en 1965.


A.I. Silva Nazzari, árbitro del Campeonato Uruguayo Absoluto, Paysandú 1990.

Y a propósito de este tema, permítasenos una digresión, a modo de anécdota. A fines de diciembre de 2007, acompañamos a nuestros alumnos del Programa de Jóvenes Promesas y demás chicos al IV Sudamericano de Ajedrez sub 8 sub 18, realizado en la ciudad de Federación (Entre Ríos, Argentina).

En uno de los desayunos de trabajo, el Delegado de Brasil, MF Lincoln Lucena, nos platicó (como dicen los mexicanos) sobre unas actividades que él estaba organizando en su país; en particular, sobre un match que había agendado con el GM Mecking.

"Os grandes mestres internacionais de xadrez, o brasileiro Henrique Mecking ("Mequinho") e o sueco Ulf Andersson, estarão em Brasília no período de 9 a 17 de fevereiro, para enfrentar os desafiantes brasilienses, mestre FIDE Lincoln Lucena e o mestre brasiliense Dr. Joaquim Soares, respectivamente."

Unos minutos después, Lucena sacaba de su lujoso portafolios un pequeño libro titulado "Mecking, futuro del ajedrez", casualmente una publicación editada en Montevideo, en diciembre de 1967, por nuestro amigo Héctor Silva Nazzari.


Héctor, en su encuentro con Jorge Cao, Montevideo 1983.

Un sentimiento de orgullo se dibujaba en el rostro de Lucena... Mequinho mismo le había obsequiado este libro, un ejemplar que en un tiempo había pertenecido al Gran Maestro norteño, y que ahora incluía una afectuosa dedicatoria para el MF.

Nuestro cordial interlocutor quería ilustrarnos sobre las bondades de esta primera obra, destacando las cualidades de su autor y del hecho que un trabajo de esta naturaleza hubiese sido publicado en la República Oriental del Uruguay (la lógica indicaba que se hubiese escrito en Brasil). Lucena cayó rápidamente en la cuenta de que conocíamos bien a Don Héctor Silva Nazzari, y que además durante varios años habíamos participado junto a él en un trabajo de investigación sobre el GM brasileño, lo cual animó aún más nuestra plática, pese a las miradas de las meseras, que nos observaban conversar por más tiempo que el razonable para un desayuno de trabajo.

Para aquellos que no han oído hablar de Mecking les decimos que nos estamos refiriendo al mejor jugador latinoamericano de todos los tiempos, después de Capablanca.


A.I. Héctor Silva Nazzari en la Sala de Juego del Campeonato Uruguayo 2008

Héctor arbitró su primer Campeonato Uruguayo en 1968, en el Círculo Francés (donde funcionaba el Círculo Universitario de Ajedrez).

El célebre Torneo Interzonal de Río de Janeiro de 1979 resultó el primer Torneo FIDE del A.I. Silva Nazzari como Árbitro Internacional.

Dos meses más tarde se ocupó del V Campeonato Panamericano Juvenil, jugado en Mercedes y organizado por el Círculo de Ajedrez de dicha ciudad, en celebración de los primeros 50 años de vida de la institución.


Participantes del V Panamericano Juvenil, Mercedes 1979. Héctor sostiene una carpeta.

Cuarenta años más tarde de aquel lejano 1968, y treinta años después de que obtuviera su título de Árbitro Internacional en 1978, Héctor decide que la fase final del reciente Campeonato Uruguayo 2008 sea su último torneo oficial.


A.I. Héctor Silva Nazzari, Termipol 2007.

El A.N. Ruben Delbono nos escribe: «He dicho y lo hago público ahora: Con Don Héctor siempre se está aprendiendo. Puesto que tengo la suerte de arbitrar junto a él la Copa Termipol, para mi no es una despedida, sino un "Hasta mayo, que viene Don Héctor. Gracias por todo lo que ha dado por el arbitraje uruguayo y por lo que aún puede dar."»


MI Bernardo Roselli, Termipol 2007.

Entre los muchos torneos arbitrados por Héctor Silva Nazzari, podríamos destacar, además de los ya mencionados, el Campeonato Brasileño del 1987, disputado en la ciudad de Canela (Río Grande do Sul). El Campeonato Absoluto fue ganado por Carlos Eduardo Gouveia (Elo 2370), en tanto que la Maestra Internacional Femenina Regina Lúcia Ribeiro venció en la rama femenina.


A.N. Horacio Arévalo y A.I. Héctor Silva Nazzari. Campeonato Uruguayo Absoluto 2007.

Como ajedrecista, Héctor jugó su primer Campeonato Uruguayo en 1960, en el Círculo Uruguayo de Ajedrez (ubicado por aquel entonces en la calle Olimar 1480, entre Uruguay y Mercedes).


JF Campos, Daniel Izquierdo y H. Silva Nazzari, Casino (Río Grande) 1989

Hace un tiempo, el actual Árbitro FIDE Horacio Arévalo nos comentaba: "En realidad, si tengo que poner los mayores aportes de Héctor al Ajedrez habría que nombrar, entre otros: (i) "Mundo del Ajedrez", (ii) todas las transcripciones de partidas a ChessBase y (iii) sus esfuerzos para tecnificar el Ajedrez Uruguayo". Ciertamente.


Héctor en el Puerto de Colonia, mayo de 2007.

Con respecto a las transcripciones, cabe señalar que la base uruguaya que Héctor ha confeccionado en estos años supera las 63000 partidas.


Carlos García Palermo - Héctor Silva Nazzari, Montevideo 1976.

Entres sus múltiples nexos con el Juego Ciencia, Héctor fue miembro de la Federación Uruguaya de Ajedrez, en varias oportunidades. La primera vez ocupó el cargo de Secretario General, de 1975 a 1979. A principios de la década del 90, ocupó varios cargos en el Consejo Directivo en dos periodos diferentes.



Sus conocimientos sobre la Historia del Ajedrez, en general, y sobre el Ajedrez Nacional, en particular, exceden lo que cualquier mente joven pueda imaginar.


MN Jorge Brasó, AI Pedro Lamas, AI Silva Nazzari y MN José Riverol, Colonia 2006.

Por si todo lo anterior fuese poco, cabe consignar que Héctor atesora una biblioteca de algunos miles de volúmenes, de envidiable contenido ajedrecístico (la misma que sorprendiera gratamente al Gran Maestro Lothar Schmid, poseedor de la biblioteca privada de Ajedrez más completa del Mundo, con más de 20.000 volúmenes).

Julio González Cabillón

___________

NB: 1. No está demás recordarles que si pulsan sobre cada una de las fotográfías podrán disfrutar de unas ampliaciones de buena calidad.

2. Bienvenidos los comentarios sobre esta entrada, o los saludos que quieran hacerle llegar a Héctor Silva Nazzari.

11 comentarios:

Federico dijo...

Sin ánimos de ensalzar a nada ni a nadie, qué fotos espectaculares las de Héctor Silva Nazzari.

Felicitaciones.

Federico

Horacio Arévalo dijo...

Excelente Julio. Muy buena la semblanza, las fotos, los recuerdos.

Ante la vida que transcurre rápida, pocas veces nos detenemos a mirar hacia atrás, y estos recuerdos se enlazan con otros, y esos con otros, y toda la vida vuelve a refrescarse.

Lo conocí a Héctor por 1973, cuando después del boom del match Fischer-Spassky, el ajedrez vivía su momento de máximo esplendor.

Con Héctor hicimos los primeros Elo's uruguayos, basándonos en un artículo del Dr. Carlos Skalicka que apareció en la revista Ajedrez allá por fin del 1971, comienzo de 1972. Eran los balbuceos del Sistema Elo.

Luego lo ayudé en la organización de algunos Campeonatos Juveniles, Campeonatos Interliceales, como Carmelo 1975, pero fundamentalmente recuerdo, el Magistral del Parque Hotel "Sesquicentenario de la Fundación de Montevideo", donde con la batuta de Héctor, hice mis primeras armas en un torneo internacional. Maestros de la talla del GM Héctor D. Rosetto, el GM Carlos García Palermo, Oscar Cuasnicú, Jaime Emma, el MI brasilero Francisco Terres Trois, de Canoas-Porto Alegre, Carvalho y los uruguayos Ricceto, Dienavorian, Pastori, etc.

Después nos volvimos a encontrar en Paysandú en 1988 con motivo de un Torneo de Selecciones Departamentales, y dos años más tarde en la Final del Campeonato Uruguayo que salía por primera vez de Montevideo, para jugarse la mitad final en la Casa de Cultura de Paysandú.

Y en el 2000, cuando ocupé la Presidencia de la FUA, volví a contactarlo, para "rescatarlo" para el arbitraje nacional, siendo el puntapié inicial, para estos años en que hemos contado con el conocimiento y la experiencia de Héctor para las actividades relevantes del ajedrez nacional.

Hoy Héctor decide retirarse del arbitraje oficial. Está en su derecho, pero todos sabemos que lo seguiremos consultando, lo seguiremos viendo en los torneos, lo seguiremos molestando para que transcriba partidas, para que nos alcance una base que se nos perdió, para que nos de un dato de los millones que tiene sobre el ajedrez uruguayo, para que nos oriente, nos aconseje, etc.

Gente como Héctor la necesitamos en todos los campos. Gente que siempre está dispuesta a aprender, aunque es más lo que tiene para enseñar. Gente que le da seriedad a un evento sólo con su nombre, gente que no busca protagonismo sino que las cosas se hagan bien y que el mérito sea de todos.

Larga vida a Héctor, larga vida a nuestro guía, referente, amigo.

Yopito dijo...

Gracias Julio por esta hermosa reseña sobre una gran persona como lo es don Hector, salud!
Jose

Pablo Caravia dijo...

Muy bueno...

Veo que la nota va creciendo con nuevos párrafos y nuevas fotos... ¿Habrá alguna foto que ilustre el último párrafo?

Saludos
Pablo Caravia

Ruben Hipogrosso dijo...

No creo ser el más indicado para dar una semblanza de Héctor como árbitro.

Hace muy poco tiempo que lo conozco y a su vez hace poco tiempo que yo soy árbitro.

De cualquier manera, soy de los que piensa que todos tenemos algo para enseñar y que a su vez todos tenemos siempre algo que aprender.

Lo difícil es muchas veces darse cuenta lo que el otro nos puede enseñar.

Puedo decir que Héctor me ha transmitido su tendencia a "desdramatizar" el arbitraje, basada en su serenidad y experiencia por un lado, y por otro, su preocupación constante por la parte organizativa, en cuanto a los detalles que hacen a las buenas condiciones de juego, fundamentalmente.

Provengo y formo parte de una generación arbitral en donde estas dos condiciones no son frecuentes.

Saludos.

Cristhian Oddone dijo...

No soy de participar mucho en los foros o en los blogs, pero hoy siento la necesidad y el placer de hacerlo.

Porque me voy a dirigir a Don Héctor Silva Nazzari, una persona muy culta y muy humana, con una personalidad con su propio estilo, un amigo al que quiero felicitar por su trayectoria durante 30 años de éxitos y estilos que lo caracterizaron como uno de los mejores árbitros de la región.

También quiero manifestarle mi gran agradecimiento por el apoyo humano y anímico que recibí en varias ocasiones.

Vayan para Héctor entonces mis felicitaciones y saludos.

MN Cristhian Oddone Torres

Michailov dijo...

Felicitaciones para Héctor por estos 30 prósperos años de arbitraje.
Saludos, Matías Michailov

Javier Gilmet dijo...

Se hace difícil después de tantas acertadas palabras, añadir nuevas sobre la trayactoria de Don Héctor Silva Nazzari. Él fue mi maestro en esto del arbitraje ajedrecístico, me dio, y me sigue dando consejos sobre como encarar situaciones, y sobre todo exacerbó en mi el hecho de cuidar todos los detalles. Si bien se retira del arbitraje oficial, Héctor nunca va a dejar de estar en contacto con el Ajedrez. Es una fuente inagotable de anécdotas y situaciones arbitrales que han enriquecido nuestro acervo; y nos sirven de experiencias para mejorar nuestro desempeño. ¡Gracias Héctor!

Alejandro dijo...

Se que mi comentario es un poco lejano en el tiempo desde que Julio publicó tan notable semblanza de Héctor.
No obstante considero un honor el poder verter aquí unas palabras.

Conocí a Héctor en los lejanos días del match Fischer-Spassky y mis comienzos en esta pasión del ajedrez.

A través de los años si bien yo no he participado muy activamente de esta pasión que es el Ajedrez, si he conocido muchas personas que la comparten.

Puedo decir con total convicción que Héctor ha sido, es y será una de las columnas vertebrales del Ajedrez Uruguayo. Forma parte de aquellos que por sus virtudes están llamados a sostener a generaciones de amantes del ajedrez, como lo ha hecho y lo hará, mas allá de su retiro como arbitro activo.

Podría extenderme en consideraciones, pero es mi deseo, más allá del imprescindible encuentro personal, el expresar aquí mi inmensa alegría de poder compartir con seres humanos como Héctor el amor por el Ajedrez.

un fuerte abrazo y gracias Héctor!

Alejandro Nogueira

ferlucho dijo...

Mi nombre es Luis.
Soy aficionado al ajedrez por correspondencia. Quiero hacerles una invitación a que visiten el sitio www.schemingmind.com . En este momento somos solamente 5 uruguayos en el mismo. Me gustaría difundirlo entre el ambiente ajedrecístico y así lograr que seamos más para socializar y llevar más alto nuestra bandera. Es un sitio con influencia a nivel mundial con competencias de todos los niveles (individuales y por equipos). Por supuesto: se puede jugar por simple diversión, que es lo más importante. Y es gratis.
Échenle un vistazo. No cuesta nada.
Gracias, y espero verlos por ahí.

Alvaro Riccetto dijo...

Como te va Julio, tantos años.

Hace mucho que estoy alejado del ajedrez, pero aún así cuánta emoción por el retiro de ese caballero que es Héctor. La última vez que lo vi, creo, fue en Minas, oportunidad en la cual estaba con Lincoln Maiztegui, quien le había hecho entrega de un Premio Morosoli como figura destacada del ajedrez nacional.

Héctor estuvo presente, de una forma u otra, en cada evento en el cual uno participó. Un verdadero apasionado de ajedrez, actividad que vivió a pleno sin para nada apearse de su buen carácter.

Publicar un comentario